Funcionamiento
Funcionamiento
Fecha

Octubre 4, 2012

Category

Funcionamiento

Cada miembro tiene libre acceso a las instalaciones de la sociedad, para celebrar los eventos que desee con familia, amigos o clientes a los que quiera invitar en un entorno inmejorable. El único requisito es apuntarse previamente en el libro de reservas, y respetar la reserva anterior realizada por otro socio, salvo que el número de comensales de uno y otro haga compatible el uso conjunto de cocina y salones. Pueden coordinarse sin mucho problema tres cenas, de 10 a 20 personas cada una.
El socio puede utilizar los accesorios de la peña para preparar y servir los platos que prepare. Después, basta con retirar los manteles, y llevar al interior de la cocina los platos, vasos y cubiertos, vaciarlos, y apilarlos a la espera de que la señora de la limpieza se encargue de colocarlos en el lavavajillas.
Existen unos listados con los precios de las bebidas que se pueden retirar en la sociedad, así como el de otros conceptos (uso de la peña, por cada persona que asiste a una comida o cena; descorche de botellas si se traen las bebidas de fuera; mantel ….). Después de utilizar la sociedad, el socio cumplimenta un sobre reseñando todo lo que ha consumido, calcula el importe y, o bien introduce el dinero en metálico, o bien se limita a sumarlo y dejarlo en el buzón, para que se le cargue en la cuenta bancaria que haya facilitado al incorporarse a la asociación.
Por otro lado, y para atender los gastos fijos de la sociedad (suministros, señora de la limpieza, arrendamiento, seguros, etc…) abonamos una cuota mensual de aproximadamente 90 euros.
Todos los viernes, un equipo voluntario prepara la “comida social semanal”, a la que nos apuntamos los socios interesados, junto con los invitados que queramos. El equipo de cada viernes decide el menú, y los costes de la comida son distribuidos por cabezas entre todos los asistentes.
El espíritu de El Mercao es que los propios socios cocinemos para nuestros familiares y amigos, o que, si cocina un tercero no miembro, el socio que organiza la comida o cena esté siempre presente para responsabilizarse. El uso de la asociación no se puede ceder a terceros no socios (aunque sean hermanos, primos, hijos o amigos).
Sin embargo, y previa comunicación a la Junta Directiva, se admite que celebremos comidas o cenas (familiares, de negocio o de empresa), en las que, en lugar de que el socio esté inmerso en los fogones y no pueda atender a sus invitados, pueda contratar a los cocineros o empresas de catering que la Junta Directiva ha seleccionado y autorizado, de manera que el socio se limite a abrirles para que preparen la comida, y pueda ausentarse de la sociedad hasta que acuda con los invitados.